free hit counter

La República: «Activismo empresarial: aún más necesario»

Esta semana, La República, uno de los diarios económicos y financieros más importantes de Colombia, ha publicado mi última tribuna titulada Activismo empresarial: aún más necesario. La pandemia no ha impedido que el IV congreso del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (Ceapi) celebrado la semana pasada en Madrid fuera un éxito. Empresarios y líderes de los dos continentes -desde el Rey de España al Secretario General de la Ocde, Ángel Gurría- hemos compartido ejemplos inspiradores, renovado aspiraciones y trazado una hoja de ruta para un futuro inmediato.

«Todo ello en un contexto que nos obliga a actuar con rapidez y decisión. Según datos aportados en el Congreso por el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Caronte, la Covid deja en Iberoamérica, además de medio millón de muertos, 25 millones de empleos perdidos, 30 millones de nuevos pobres, y 50 millones de personas que han abandonado la clase media.

Logo_la_republica-150x150Estamos ante una situación difícil, que necesita compromiso y valores para que nadie se quede atrás. No sirven atajos. Debemos avanzar conforme a los Objetivos de Desarrollo Sostenible; dialogando y escuchando las propuestas de los más jóvenes, como hemos hecho en Madrid.

Los empresarios podemos y queremos ser activistas del cambio. Así se refleja en el manifiesto firmado por más de 150 miembros de Ceapi, que resume nuestra forma de creer y crear Iberoamérica. Creemos en el compromiso social y ambiental de las empresas; apostamos por un gran pacto social; impulsamos la transformación digital; nos comprometemos con la transición energética; abogamos por mecanismos de financiación rápidos, justos y de calidad; nos comprometemos a promover una mayor inclusión femenina; confiamos y apostamos por la juventud; animamos a practicar y promover la transparencia y la ética en las esferas pública y privada, y a evitar la polarización social; reconocemos la existencia de diversos actores en torno a nuestras empresas -trabajadores, proveedores, clientes, accionistas, y toda la comunidad con la que se interactúa-; y, por último, confiamos en una Iberoamérica próspera, inclusiva y justa.

Esa es nuestra actitud sincera en la hora de la reapertura al mundo y el reencuentro entre todos aquellos que formamos parte de una comunidad que, a ambos lados del Atlántico, alcanza los 683 millones de personas, -el 9% de la población mundial-, y que supera los 815 millones si sumamos a todos los usuarios del español y el portugués.

Una comunidad con intereses comunes: España es hoy, después de Estados Unidos, el primer inversor en Latinoamérica, mientras que Latinoamérica es el cuarto inversor en España. Tenemos que superar diferencias y poner el acento en todo lo que nos une para ganar el futuro de una región que posee 50% de la diversidad y 33% del agua dulce del mundo; que hoy tiene más estudiantes de educación superior que nunca; que tiene como principales socios comerciales a Estados Unidos y China; que es, tras Norteamérica y Europa, la tercera región más democrática del mundo; y la primera, junto a Europa, con más mujeres en el parlamento, un 27%.

Para tener éxito en este propósito, iniciativa pública y privada debemos sumar esfuerzos. La pandemia mostró lo mejor del mundo empresarial, su solidaridad y su generosidad. Ahora, necesitamos un clima de confianza entre gobiernos y empresarios. Como afirma Stanley Motta, socio y premio Ceapi, “no hay empresas exitosas en estados fallidos, ni estados exitosos con empresas fallidas”. El destino de unos es el destino de todos.

En el caso de los empresarios que formamos parte de Ceapi lo tenemos claro. Y es que hemos asumido el deber de hacer de nuestras empresas las mejores empresas para Iberoamérica y para el planeta».

Pincha aquí para leer el artículo completo publicado originalmente en La República.

 

 

 

Comentarios cerrados