free hit counter

20 minutos: «El nuevo rol de las empresas: más sostenibles, sociales e influyentes»

Esta semana, el diario digital 20 minutos ha publicado mi artículo de opinión titulado El nuevo rol de las empresas: más sostenibles, sociales e influyentes en el que resalto la aceleración que ha provocado la pandemia en torno a la necesidad de la creación de un nuevo contexto social, político y económico a nivel mundial. El mundo vive un cambio de ciclo histórico, un fin de época que ya venía perfilándose desde la crisis de 2008, pero que la pandemia no ha hecho sino acelerar. De forma paralela, está surgiendo un nuevo paradigma que alcanza todos los ámbitos: desde el político-institucional al social pasando por el económico y también el empresarial.

«Un estudio reciente (Tendencias en RSC y Sostenibilidad en Iberoamérica), en el que hemos trabajado EAE Business School y CEAPI, desvela que se ha producido un gran cambio en cuanto a cómo perciben las empresas cuál debe ser su rol en la sociedad. La mayoría de las principales empresas iberoamericanas está embarcada en un proceso que pasa por dar prioridad a nuevas estrategias sociales alineadas con los ODS, asumiendo su responsabilidad en la construcción de modelos de desarrollo más sostenibles.

En ese mundo futuro que se está forjando, la supervivencia y el éxito de las compañías pasa por ser más competitivas y productivas y, a la vez y en la misma medida, apostar por un desarrollo sostenible medioambiental y socialmente. Se trata de impulsar una transformación social competitiva que se sostiene en tres grandes pilares: aúna la legítima búsqueda del éxito empresarial con el respeto y cuidado del entorno natural y con una vocación por trabajar para la mejora social.

En primer lugar, las empresas son conscientes de que, desde la sociedad, ya se les está exigiendo que sean respetuosas con el medio ambiente y que, como señalan Isabel Noboa y Walfredo Linhares (presidenta y CEO de Valdez) sea “posible lograr un equilibrio entre producción y conservación”. Además, las compañías están llamadas a comprometerse en la forja de sociedades más equilibradas. No es posible ser una empresa de éxito en medio de entornos lastrados por la pobreza y la desigualdad.

Y finalmente se encuentra el imperativo económico. Ese cuidado por el medio ambiente y esa vocación social no son incompatibles con el éxito empresarial y contribuyen a que este se produzca. La transformación social competitiva aporta una ventaja a las compañías al posibilitarles alcanzar el éxito y la rentabilidad desde la sostenibilidad social y del entorno. En ese sentido, las empresas están llamadas a ejercer un rol de liderazgo y pedagogía. Como subraya Dolors Novell, propietaria de Café Novell, “es responsabilidad de las empresas catalizar la sociedad hacia el uso de productos más sostenibles”.

Esta triple apuesta empresarial nace no de una exigencia legal, sino de un doble compromiso ético y social. Es un imperativo ético contribuir a conformar una sociedad más justa, algo que, en estos momentos, todas nuestras sociedades piden cuando reclaman a las compañías enfoques más humanos y ejemplaridad en línea con la Agenda 2030.

Este nuevo paradigma y modelo empresarial nos exige también ser capaces de impulsar nuevos emprendimientos generadores de renovadas oportunidades de empleo. Nos obliga a reinventarnos apostando por innovación y creatividad, lo que se acaba transformando en una ventaja comparativa: ser más productivos, competitivos y lograr sostenibilidad económica, social y medioambiental contribuye al éxito como empresa.

La transformación social competitiva supone el diseño de una estrategia de empresa, de carácter integral y sostenida en el tiempo, que lleve como bandera el compromiso por un desarrollo más sostenible, así como una apuesta por patrones de crecimiento que contribuyan a la formación de sociedades equilibradas. Lograr esa simbiosis crea un círculo virtuoso: la implicación en construir valor invirtiendo en esa mejora del contexto social y medioambiental en el que la empresa se desarrolla contribuye a su éxito como negocio.»

Pincha aquí para leer el artículo completo publicado originalmente en 20 minutos.

Comentarios cerrados