free hit counter

La República: «Lecciones que nos deja el coronavirus»

En mi nuevo artículo para La República he tenido ocasión de analizar la situación ocasionada por la ya conocida como crisis del coronavirus, derivada de la propagación del Covid-19. Esta circunstancia, que se ha colado en todas las esferas de nuestra vida, supone un impacto importante para las empresas. Es el momento de demostrar que somos capaces de hacer las cosas bien ante una adversidad como la presente, para garantizar que superemos este bache lo antes posible y con las menores pérdidas que lamentar. Comparto algunas ideas al respecto:

”La primera es tomar conciencia de a qué nos enfrentamos. El director de Asuntos Públicos de Atrevia, Manuel Mostaza, ha hecho un ejercicio en este sentido, y no ha dudado en afirmar que nos encontramos ante un ‘cisne negro’, término que se refiere a aquellos “sucesos que nadie ha previsto con antelación, con impacto demoledor, y a los que tratamos de encontrar una causa predecible”. Lo que sí sabemos es que “su extensión es la consecuencia de la consolidación de la globalización a nivel mundial”.

(…) No podemos subestimar los riesgos; está en juego la supervivencia de nuestros negocios. Los planes de crisis hace tiempo que dejaron de ser opción para ser obligación. Ahora, esta pandemia nos confirma que de su eficacia depende la supervivencia de las compañías y estos planes deben mirar tanto hacia dentro (capital humano y recursos propios de la empresa), como hacia fuera (proveedores, clientes y Administraciones).

Otra idea es estudiar y aprender de todo lo que está ocurriendo, valorando en cada sector qué medidas están siendo efectivas y cuáles no. En ATREVIA lo estamos haciendo mediante el análisis las medidas adoptadas en el sector retail en varias partes del mundo. (…) Actuar con contundencia frente al coronavirus abre la oportunidad de posicionarse como referente de buenas prácticas a nivel nacional ofreciendo medidas rápidas y eficaces ante nuestros empleados, público y Administraciones.

Y, por último, el consejo de ir más allá de las recomendaciones oficiales, transmitiendo control de la situación y reforzando la confianza de nuestros públicos internos y externos. (…) Hay que asumir que todos los empleados son vitales para mantener la reputación de la compañía. (…) Y, sobre todo, no olvidar que las decisiones que tomemos hoy marcarán el futuro de nuestras empresas.

Si quieres leer el artículo completo, puedes hacerlo aquí.

Comentarios cerrados