free hit counter

Generación Z: revolución social, económica y laboral

La Generación Z viene definida por el SEIS. No me refiero al número, sino al acrónimo que identifica la nueva forma de ver y entender la vida de los jóvenes nacidos entre 1994 y 2009: Singularidad, Emprendimiento, Irreverencia y nuevos valores Sociales, las características que definen a este nuevo arquetipo de consumidor, trabajador y ciudadano.

Estas son algunas de las conclusiones que hemos sacado a la luz en el informe Generación Z: El último salto generacional, que ha elaborado ATREVIA junto a la prestigiosa Deusto Business School.

El evento, que he tenido la oportunidad de presentar junto a Iñaki Ortega, director de Deusto Business School en Madrid, ha tenido una repercusión abrumadora en los medios de comunicación, algunos tales como El Mundo, La Vanguardia, El Economista o Informativos Telecinco, entre muchos otros. El informe Generación Z: El último salto generacional define las claves para analizar y entender a los Jóvenes Z, que son autodidactas, creativos, sobreexpuestos a la información, así como innovadores y emprendedores.

Las dinámicas de consumo y comportamiento de los Jóvenes Z son absolutamente diferentes a las de generaciones anteriores. El entorno digital en el que han forjado su personalidad supone que la reacción en tiempo real cuando interactuamos con ellos sea clave. Por ello, debemos ser capaces de adaptar los recursos y los sistemas a sus nuevas necesidades: los puestos de trabajo, canales de comunicación, modelos de aprendizaje y diálogo deben ser replanteados para que la Generación Z se sienta integrada en la sociedad.

Este es, sin duda, un reto que debemos asumir desde todos los sectores. La Generación Z introduce nuevos patrones de comunicación y consumo y, por tanto, determinará el futuro laboral, educativo y social en todo el mundo. Depende de nosotros ser capaces de entender e incluir a esta nueva cohorte de jóvenes si queremos ser parte de la revolución que plantea la Generación Z.

No hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *