free hit counter

Reflexiones sobre la empresa familiar durante mi estancia en Ecuador

Para cerrar con broche de oro mi viaje a Latinoamérica he visitado la ciudad de Quito en Ecuador porque el Instituto Ecuatoriano de Gobernanza Corporativa (IEGC) me invitó a participar como ponente en el foro  “Buenas Prácticas Empresariales. Liderar para crecer”.

La charla que impartí frente a un grupo interesantísimo de empresarios se titulaba “La empresa familiar, comunicación y valores”. El encuentro fue una oportunidad para reflexionar sobre uno de los temas que más me apasiona: la empresa familiar. 

Y es que ATREVIA, la consultora de comunicación que presido, es una empresa familiar; y muchos de nuestros clientes también lo son. La experiencia, de más de 25 años, construyendo una empresa ahora global me ha llevado a profundizar sobre la importancia de la comunicación para este tipo de compañías.

Las empresas familiares tenemos la responsabilidad de transmitir el legado y los valores que nos han llevado a construir proyectos exitosos, siempre contando con un plan estratégico global, en el que es y ha sido preciso una adecuada gestión de la comunicación en todos los sentidos.

Al finalizar la ponencia hablé sobre las claves del éxito de las compañías, que además del trabajo duro y la visión empresarial, son: la disposición al cambio y el cariño de nuestros clientes que confían en nosotros. 

En el encuentro he coincidido con mi homónimo de CEAL en Ecuador Abelardo Pachano, con Luis Bakker V, presidente ejecutivo de Pronaca, y Patricio Peña, presidente del Instituto Ecuatoriano de Gobernanza Corporativa (IEGC) a quienes agradezco por el evento tan bien organizado.

No hay comentarios.

Escribe un comentario