free hit counter

La República: El español, aliado de Colombia en la Globalización

El idioma español siempre ha destacado por ser uno de los más hablados del planeta. A día de hoy hay, aproximadamente, 540 millones de hispanohablantes en el mundo. Por ello, las compañías globales han comenzado a considerar nuestra lengua como un eje fundamental para crear vínculos y confianza. Además, desde el Capítulo Ibérico del CEAL, nos hemos dado cuenta de que el español está resultando esencial para el surgimiento del Espacio Empresarial Iberoamericano. El uso de un idioma común hace que no existan barreras geográficas y que cada vez estemos más unidos entre España y LatAm.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a un homenaje del idioma español en el que personalidades del ámbito empresarial, político, cultural e institucional coincidimos al considerar nuestra lengua como un poderoso activo económico.

Si os apetece conocer por qué creo que el español se ha convertido en el idioma imprescindible en el ámbito empresarial, os invito a leer la última tribuna que he escrito en La República de Colombia.


logoLa RepúblicaHace unos días fui invitada a un acto de homenaje al español como idioma universal. La conclusión fue que se ha convertido ya no sólo en la segunda lengua global, sino en un poderoso activo económico. Para Colombia representa, sin duda, una gran oportunidad, en un momento en que es clave que las empresas aprovechen la circunstancia para ser globales y emprender su desarrollo en nuevos países.

La importancia del español es innegable en el surgimiento del espacio empresarial iberoamericano: impulsa un acercamiento sin precedentes España-Latam y ayuda a tejer relaciones privilegiadas. Gracias a la lengua común, a la facilidad para entendernos, la Comunidad Iberoamericana genera y forja alianzas empresariales. Disponer del mismo idioma nos da una ventaja cualitativa para crear un entorno de oportunidades. Ya no es España invirtiendo en Latinoamérica, es un proyecto en el que Latam invierte cada vez más en España (por ejemplo, la participación de Jaime Gilinski en Banco Sabadell), y en el que entramos en una tercera fase: la capacidad de crear negocios juntos.

Creo que el principal factor en los negocios es la confianza. Los negocios se cierran con éxito o no en función de ese vínculo. Yo comencé estudiando biología y me ha sido útil para entender comportamientos en comunicación y ámbito empresarial. Estamos programados para estar a la defensiva ante lo nuevo, para advertir y sobrevivir a potenciales peligros. De ahí la inclinación a fijarnos más en las noticias negativas. Y también a bajar la guardia ante lo conocido… Aquí entra la ventaja del idioma para fijar negocios y crear confianza. La estructura mental está condicionada por el lenguaje: hay ideas que no podemos ni llegar a tener si determinadas palabras no existen en nuestro idioma… La lengua es eje fundamental para crear vínculos y confianza, lo que los economistas llaman valor de club.

Compartir idioma es una de las razones de ser del Consejo Empresarial de América Latina (Ceal), que en Colombia tiene un excelente capítulo, clave en los 25 años de historia del grupo, liderado hoy por una persona de la calidad humana, intelectual y profesional de Gustavo Adolfo Carvajal. El Ceal nació como asociación de presidentes propietarios de grandes firmas para ayudar en la internacionalización, favoreciendo la relación interpares. La prueba de que es un modelo de éxito es que en España, donde asumí la presidencia en enero de 2014, somos ya 77 socios, presidentes de las mayores compañías con intereses en Iberoamérica.

En comunicación, las fronteras ya no las marcan los países: tras el surgimiento de Internet, las fija la lengua, el eje idiomático es vital. Se ha generado un nuevo espacio empresarial en la red, donde ahora se crean y destruyen las marcas. Por ello, las empresas invertirán en marca por lenguas y no por ámbitos geográficos. Crece, además, el valor de los negocios ligados a la lengua: Colombia ya se beneficia de la instalación de contact centers para clientes de habla hispana en todo el mundo y de otros negocios, como el editorial.

La importancia económica de Latam ha relanzado la lengua y ha hecho crecer el español como idioma imprescindible en el ámbito empresarial. La globalización, el auge de las firmas españolas y latinas, el avance latinoamericano, el alza de las clases medias y el poder adquisitivo en la región, los TLC y las inversiones de EE.UU., UE y China han tenido mucho que ver.

Más de 540 millones (420 de forma nativa) hablan español, que es oficial en 21 países, segunda lengua en EE.UU., tercer idioma universal en hablantes y segundo materno tras el chino. En 2050 habrá más de 530 millones de hispanohablantes nativos, 100 millones en EE.UU., que será el primer país con el español de lengua materna en 2050. Es un gran mercado que las empresas no pueden ignorar. Las multinacionales incluyen ya el español en sus planes y su trascendencia económica ha disparado el aprendizaje de una lengua a la que en junio homenajearemos, y con acento latino: es en países como Colombia donde se exhibe el español más exquisito.

Imagen: www.periodistadigital.com

No hay comentarios.

Escribe un comentario