free hit counter

España y Europa necesitan políticos que sepan comunicar bien nuestros valores

Necesitamos una Europa que sea un interlocutor fuerte frente a Estados Unidos, China, Brasil, India y Rusia. En los próximos meses habrá decisiones importantes y el gran reto de los políticos será aprender a comunicar y a explicar Europa. Hoy no es así.

Europa tiene todavía muchos aspectos cruciales  por resolver. El sistema financiero, fuertemente comprometido, con problemas de liquidez y de solvencia. La dificultad de establecer una política económica y fiscal coordinada, necesaria desde el momento que compartimos una moneda única. Y sobre todo la necesidad de un liderazgo político que permita tomar decisiones económicas desde la reflexión, la planificación y la visión de futuro, no a golpe de titular y en respuesta a los ataques del mercado. Un liderazgo que permita negociar y pactar con Estados Unidos y los BRIC, porque cualquiera de estos actores determinantes del futuro de Europa y del mundo tienen una dimensión a la que solo Europa puede hacer frente.

España pues, necesita Europa. Y Europa necesita llegar a la opinión pública. Los dirigentes entienden la situación económica, cuanto se juegan sus bancos, sus empresas y sus países si el Euro se rompe. Pero la opinión pública todavía no entiende la necesidad de Europa, y el europeísmo sigue causando pérdida de votos a los políticos. Necesitamos que se entienda el porqué Europa debe permanecer unida, porqué hay que aplicar políticas conjuntas, porqué si se deja caer un país este arrastraría a otros, es una información que no llega a los ciudadanos. Cada vez que los políticos toman decisiones económicamente inteligentes se levantan en su contra sus propios votantes. ¿Hasta cuando? Si no consiguen explicarse pronto, puede que las próximas decisiones las tomen políticos menos preparados, más populistas. Y eso puede llevar a una situación como la de Argentina, donde el Parlamento en pleno aplaudió la decisión de no pagar la deuda del país, y al día siguiente empezó el corralito y una de las situaciones de penuria más importantes por las que ha pasado dicho país.

1 Comentario
  • Sergio Aguilar
    febrero 13, 2012

    Excelente y oportuna reflexión Nuria.
    Decía Gandhi que “la felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces, está en armonía”, algo que podríamos trasladar al ámbito de la comunicación, tanto a nivel político como corporativo. Además de decirlo, es necesario que los políticos se crean Europa y que demuestren con sus decisiones que el proyecto es sólido. Es poco creíble (si en algo debe mejorar la clase política es en su credibilidad como interlocutor necesario y ejemplar) hablar de una Europa unida pensando en clave “local” y construyendo vínculos superficiales basados en la conveniencia económica coyuntural. Sin una base sólida no se sostiene “la historia”.
    Un saludo,

Escribe un comentario